Contáctenos

Guía para Padres

12 enero, 2018

Muchas veces padres y madres no saben como inculcar a sus hijos el hábito de estudio y piden consejo para trabajar con técnicas desde casa.

Nosotros compartimos la “Guía para familias“, donde hay soluciones eficaces para la adquisición de hábitos de estudio.

Destine un espacio y tiempo fijos para que su hijo/a realice las tareas. Idealmente, debe tener una habitación en el que esté solo/a, sin que nadie le moleste. En caso de compartir habitación con hermanos, éstos deben entender la necesidad de silencio, sobre todo si son más pequeños.

Nunca debe haber una televisión o consola encendidas en el lugar de estudio. ¡Demasiada tentación! Sin embargo, sí que es recomendable que escuche música mientras hace tareas de clase, resúmenes, etc, pues le ayudará a concentrarse.

Un niño no tiene la capacidad de concentración de un adulto, y esto es algo que debemos tener muy en cuenta. El niño debe descansar y distraerse (¡pero nunca viendo la televisión o jugando a la consola!). Procure que descanse cada media hora, unos 10 minutos. En ese tiempo, puede hablar de lo que ha hecho en el colegio, puede preparar la ropa y la mochila del día siguiente, leer un cómic, hablar con un amigo/a. 

Cuando tienen un examen, a los niños les gusta mucho demostrar lo que han aprendido. Por ello, es muy importante que repase con ellos lo que han estudiado, haciéndoles preguntas sobre lo que han leído, proponiéndoles juegos de memoria. SI aciertan, se sentirán muy orgullosos de sí mismos y llegarán muy seguros al examen del día siguiente. Si no, serán ellos mismos los que vean que deben repasar más.

Muchos padres se preocupan porque su hijo/a “tarda” demasiado en hacer los deberes de clase y estudiar. En numerosas ocasiones, esto se debe a que pierde la atención con facilidad y el tiempo de estudio se les hace pesado. Una de las técnicas que mejor han funcionado siempre ha sido el hacerles partícipes y conscientes del tiempo que tienen para realizar los deberes. En cualquier caso, debe ponerse una hora límite; por ejemplo, la hora de cenar. No es bueno que el niño/a siga con la tarea después de ese momento. 

Puede que no tenga tarea de clase, pero seguro que puede estudiar o leer algún libro de casa. El hecho de no llevar deberes a casa no debe hacer que el niño/a no destine el tiempo diario de estudio al mismo. Proporcione tarea extra o pregunte a su profesor/a sobre actividades que pueda realizar en esos momentos.

 

¿Por qué no? Motivan y ayudan a vuestro hijo/a a repasar de una forma divertida. Ya sea con una tablet, una página de internet o un videojuego educativo, los niños aprenden y asimilan nuevos contenidos. Pregunte a su profesor/a sobre las páginas web o aplicaciones educativas idóneas. Además, se convierten en un premio para ellos si han realizado todas las tareas a tiempo.

La lectura de un cuento antes de dormir no sólo mejora los lazos afectivos y familiares entre padres e hijos, sino que proporciona otros muchos beneficios en los niños/as: mejora la comprensión lectora, la fluidez, la creatividad, aumenta el vocabulario y la expresión oral y escrita…y no sólo eso: también inculca en el niño/a hábitos lectores y de estudio.

Fuente: Blog Estuches y Pizarras

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BOLETINES
Image Image Image Image

INDUSTRIAS CONSOLIDADAS

Final 1a. Av. Nte., Soyapango

San Salvador, El Salvador, C.A.

Tel.: +503 22076100

E-Mail: info@inco.com.sv

© 2017 Industrias Consolidadas, S.A. de C.V. | Todos los Derechos Reservados